Eventos de RSCM: Ayer y hoy

Posted febrero 12, 2021

Grupo de Herencia y Espiritualidad
Por: Hermana Valéria Erneio, RSCM

El padre Gailhac, como capellán del Hospital Militar: compartió con los enfermos la ternura de Jesucristo por ellos.

Presencia en el Hospital de Béziers:

En su mayoría ancianos, moribundos, soldados y prostitutas.

Para Gailhac, ellos son los más pobres y los más necesitados de una palabra que traiga consuelo y esperanza en la misericordia de Dios.

 

Los pacientes en la sociedad actual

  •          A veces hay personas mayores excluidas en la familia, muchos jóvenes que se refugian en las drogas.
  •          Muchos pobres ambulantes, otros sin techo, muchos niños en la calle que viven de la mendicidad.

 

El Rosario Viviente:

Gailhac trató de fomentar la vida cristiana de los laicos a través de ciertas devociones, como el Rosario Viviente: una asociación de personas organizadas en grupos de quince. Su objetivo era fomentar el rezo del Rosario

 

En el mundo de hoy como RSCM

Tienen el movimiento de la Familia Ampliada o Expandida del MEC en casi todo el mundo, incluso donde nuestra presencia ya no está presente. Su devoción es continuar las obras del P. Gailhac, ayudando a los necesitados de su zona, que viven en las zonas pobres, en las calles, en los barrios o pueblos y en las ciudades.

El Grupo busca conocer bien la Espiritualidad de Gailhac y proclamar que «Jesús vino para que todos tuvieran vida», concretada en su mayoría en acciones de caridad y en dar hospitalidad.

Para ello, se alimenta a través de Nuestras Fuentes, reflexiones, acciones formativas.

 

En la Iglesia del siglo XIX se despierta el espíritu misionero alentado por la propia Santa Sede. Gailhac piensa quedarse en Béziers evangelizando.

En la Iglesia del siglo XXI, el Papa Francisco nos llama a ser Discípulos Misioneros, mirando más a la perfección. Formación de pequeñas comunidades básicas denominadas Núcleo.

Las RSCM con el espíritu de Fe y Celo buscan encontrarse con la vida, esta vida que tiene sed de Dios, de justicia, de ser la voz profética de los sin voz, de los marginados y abandonados.

En 1832, el cólera se extendió por la ciudad y aumentó el número de pacientes en el hospital. Jean Gailhac no descansaba y acabo cogiendo una pleuresía. A pesar de las estrictas prescripciones médicas, no se dejo abatir por la enfermedad. Poco después, vuelve a prestar servicio en el hospital.

 

EN LA HISTORIA DE HOY

En noviembre de 2019 aparece la epidemia llamada CORONA.

El Coronavirus comenzó en China y se extendió por todo el mundo. Incluso puede decirse que se trata de una Guerra Mundial, pero sin armas, sin blindaje y sin micrómetros. Pero un virus que provoca infecciones similares a las de la gripe común y que puede causar enfermedades respiratorias más graves como la neumonía.

A pesar del dicho «quédate en casa», una de las medidas de prevención, han surgido muchos con el espíritu de Gailhac: algunas de nuestras hermanas de diversas partes del mundo, médicos, enfermeras, técnicos sanitarios y otras personas de buena voluntad no se han cruzado de brazos, poniéndose a disposición de la humanidad.

Así, al igual que hay un virus invisible que puede matar, hay un Dios Invisible que puede curar, liberar y salvar.

Articulo en Frances:

https://www.rscm-rshm.org/rscm-evenements-…r-et-daujourdhui/

 

LA RESURRECCIÓN

abril 8, 2021

PATRIMONIO Y ESPIRITUALIDAD Beatrice Magaya, RSHM   La resurrección consiste en que Dios nos muestra el significado del amor. Nuestro…

Ver Más