RSHM asiste a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU (CSW65)

Posted abril 13, 2021

Por Hermana Joanne Safian, RSHM

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, que se celebra anualmente, tuvo lugar este año del 15 al 26 de marzo. Como consecuencia de la pandemia de Covid-19, a excepción de las sesiones de apertura y clausura, el evento se desarrolló virtualmente en línea. Sin embargo, esta aparente limitación permitió en realidad la asistencia de 25.000 participantes de los Estados miembros y las ONG. Además de las sesiones principales, se celebraron virtualmente cientos de actos y eventos paralelos, muchos de los cuales pudieron verse posteriormente.

RSHM aprovechó al máximo este formato. Además de Veronica Brand, nuestra representante de la ONG, RSHM de Gales, Irlanda, Zambia, Roma, California y Nueva York pudieron asistir a las sesiones y/o participar en una reunión posterior de zoom entre ellas.

El «tema prioritario» de la Comisión fue «La participación plena y efectiva de las mujeres y la toma de decisiones en la vida pública, así como la eliminación de la violencia, para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas». En su conversación sobre el zoom, RSHM destacó una serie de cuestiones.

Es un hecho bien establecido que las mujeres se han visto afectadas de forma desproporcionada por Covid-19. Además de perder puestos de trabajo, las mujeres han asumido una mayor responsabilidad en el cuidado y la educación de los niños, ya que éstos no estaban escolarizados. En muchos casos, se instaló una especie de «sinhogarismo oculto»; incluso cuando las mujeres conservaron la vivienda, algunas viven aterrorizadas, sin seguridad ni protección, a causa de la violencia y los abusos domésticos, que también se han visto exacerbados por los cierres pandémicos.

RSHM estuvo de acuerdo en que, con la excepción de unos pocos grupos matriarcales, el patriarcado sigue siendo la realidad dominante en todo el mundo, imaginada efectivamente en una «olla de tres patas de la cultura, la Constitución y la religión» en la que las mujeres carecen de derechos, poder y voz. Hasta que las mujeres sean iguales ante la ley, la equidad de género es imposible. Esto se aplica no sólo a los países en los que las mujeres no pueden tener cuentas bancarias o poseer propiedades o conservar la custodia de los hijos, sino a los países en los que operan la restricción del derecho de voto, la desigualdad salarial, los cuidados no remunerados y la falta de promoción o elección de mujeres para el liderazgo. Sólo el 25% de los parlamentarios nacionales son mujeres.

Sólo cuatro países tienen un 50% o más de mujeres en el parlamento y sólo Estonia tiene una presidenta y una primera ministra.

 

Las mujeres que participaron en la CCJSM (Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer) señalaron que no carecen de voz, pero que necesitan «espacio en la mesa» para que sus voces sean escuchadas. ¿Qué historias se escuchan? ¿Las historias de quiénes no se cuentan? Incluso cuando se cuentan las historias de algunas mujeres, ¿hasta qué punto se incluyen las distintas culturas, nacionalidades, etnias y razas? Y la «mesa» tiene que ser redonda para que pueda ampliarse y permitir que los que ya están sentados retiren sus «sillas» para hacer sitio a otros.

La conversación sobre el zoom de RSHM fue enriquecedora y estimulante. Concluyó con un compromiso por parte de los animadores de JPIC de RSHM de hacer un seguimiento de la defensa, y especialmente de dar a conocer las historias que necesitan ser contadas. Así que, ¡hay más por venir!

Carta 14

mayo 25, 2022

Marchiennes, febrero de 2022 Estimado Padre Gailhac Nunca habíamos pensado en escribirte, ya que estamos acostumbrados a leerte, a recordar…

Ver Más

Carta 13

mayo 13, 2022

Coimbra, Mayo 2022 Querido Padre Jean Gailhac En 1890, concluiste tu viaje por la vida terrenal, disfrutando ahora de la…

Ver Más