Rosalie e Rosemary “queridas hijas” de Padre Jean Gailhac

Posted septiembre 11, 2021

Grupo Herencia y Espiritualidad
Hna. Frances Correau rscm e  Hna. Rosemary Mwagarezano rscm

En septiembre “el calendario” de las Religiosas del Sagrado Corazón de María. Conmemoran a una de las seis fundadoras del Instituto, Rosalie Gibbal, en Religión Hna. Sta. Estanislao

Nació el 11 de septiembre de 1825 en Pulmisson, Rosalie Gibbal quedó huérfana a los 16 años. Era una joven muy sensible ante la situación de pobreza. Habitada por una Fe profunda, en el mismo Cristo a quien ella sirve, visitaba a los pobres y enfermos. Es a Él a quien ella quería seguir pidiendo entrar con las hermanas de la caridad, su hermano se había convertido en su tutor rechazo su solicitud. Diciendo que tenia que esperar la mayoría de edad (21 año) y la realización del proyecto fundacional de Jean Gailhac, del que es consciente, para realizar su deseo; convertirse en monja. Entonces el 24 de febrero de 1849, con Apollonie Cure y Eulalia Vidal llegaron al Buen Pastor y se hace un miembro de la primera comunidad RSCM.

El Padre Gailhac fu responsable de la formación de este grupo, pero desde los primeros votos pronunciados el 4 de mayo de 18451 el fundador nombro a Hna. Sta. Estanislao maestra de las novicias.

En su libro Vie du Révérend Père Gailhac, el padre Maymard escribe sobre ella, formada en la vida religiosa por el propio fundador, ella poseía perfectamente el espíritu de la misma y podía comunicarlo mejor a sus novicias, buena gentil, afable, las instruyo y entreno con el ejemplo que con las palabras. Hna. Rosa do Carmo Sampaio RSCM añade ella ejerció una marcada influencia en las primeras generaciones de hermanas, cundo en septiembre de 1851, el instituto se Internacionalizo, fue Hna., Estanislao quien formo las primeras vocaciones que surgieron, en Irlanda. Ella murió prematuramente el 15 de diciembre de 1859.

Hoy en 2021 es la Hna. Rosemary Mwagarezano quien toma el relevo de su hermana mayor. Rosalie Gibbal. Llamada a este servicio en 2014 dejo su país natal, Zimbawe, para incorporarse al noviciado internacional que se estableció en Brasil desde el 2008. Nos cuenta su misión.

La internacionalidad es un regalo para nuestro Instituto, me han formado dos grandes mujeres Irlandesas Joan Larrissey (difunta) y Catherine Gough. A lo largo de los siglos hemos sido testigos de cientos de RSCM dedicadas que vivieron y continúan viviendo el espíritu y la misión de la comunidad. Hemos tenido grandes mujeres que son modelos de seguir, mujeres que no se rindieron, sino que se mantuvieron fieles a su consagración, se que las palabras de nuestro fundador no fueron solo para las formadoras sino para todas las que amamos y confiamos en Jesús. ¡Dios nunca falla! Dios estaba con nuestro Instituto al principio, ¡Esta con el ahora y estará con él en el futuro!

El noviciado es siempre un lugar de nuestra vida para el Instituto. Originalmente eran mujeres francesas, luego irlandesas, inglesas, portuguesas y Estadunidenses 170 años, después las vocaciones vienen del otro lado del mundo, Brasil, Zimbawe, Zambia, Mozambique y Malawi.

Me inspiro mucho en las cartas del Padre Gailhac lo siento muy cerca de mi y lo escucho hablar personalmente cuando leo. Mi queridísima hija, me gustaría comentar un poco sobre la carta con fecha Gs/18/IX/72ª.

Pero el que nos dice venid a mí, nos da su gracia, nos predispone, nunca te fallara, si queremos su ayuda, lo hace todo por nosotras. Si queremos sinceramente ser suyas.

En este ministerio de formación, el padre Gailhac me recuerda que Dios nunca falla. La formación del siglo XXI tiene sus desafíos al igual que el de las primeras hermanas. Luchamos con diferentes culturas, idiomas y experiencias de vida. Nuestro noviciado en Brasil tiene hermanas y novicias de diferentes orígenes. Discernir juntas la voluntad de Dios y llegar a un compromiso no siempre es fácil. Las cartas de Pdre. Gailhac me ayudan en momentos de duda sobre lo que hay que hacer en tiempos difíciles, especialmente durante esta pandemia de COvid-19, a menudo he acudido a Jesús en busca de consejo y apoyo. Cuando nos enfrentamos a desafíos que surgen de la cultura, el idioma ola experiencia, corremos hacia Jesús.  En las cartas de nuestro fundador encuentro inspiración, guía y fuerza para seguir adelante. Oh hija mía vayamos, pues a Jesús; que nada nos detenga. Debemos poseer a Jesús sin importar el costo; no contamos el dolor, el cansancio, las cruces, los sacrificios. Una vez mas no hay descanso hasta que encontremos a Jesús. Quisiera repetir las palabras de nuestro fundador a las novicias que se esfuerzan por adquirí el espíritu y el carisma del Instituto. vayamos a Jesús corriendo y que nada nos detenga; el idioma, la cultura ni siquiera el Covid-19 debe de ternos.

Madre Estanislao no dejo que su juventud le impidiera ofrecer su vida a Cristo. ¡Que ella sea una modelo para nosotras como alguien que espero el momento adecuado, pero nunca se rindió!

*Un recorrido a través de la fe y del tiempo Hna, Rosa do Carmo Sampaio,RSCM vol. 1 Ch3 las fundadoras ¡quienes son? Vol.1 pag.173- 174

 

 

 

Todo es don; todo es gracia

septiembre 7, 2021

RSHM América del Este Convocatoria 2021 Como las restricciones de la COVID-19 habían disminuido a principios de este verano, los…

Ver Más