Carta 15

Posted junio 13, 2022

Tete.el 21 de diciembre de 2021

PROVINCIA DE TETE

PARROQUIA DE SÃO JOSÉ-TETE

FAMILIA AMPLIADA DEL CORAZÓN DE MARÍA

Reverendo Padre Jean Gailhac

Con gran alegría escuché atentamente la historia de su vocación y de sus obras contada por una Hermana del Sagrado Corazón de María cuando vino de vacaciones en los años 2001,2002,2003. Reunió a un grupo de personas de mi parroquia y les explicó quién era el padre Gailhac y cuál era su deseo: Desde muy joven, incluso antes de ser sacerdote, Dios me inspiró el deseo de ser sacerdote con la condición de vivir sólo para amar a Dios y llevar a los demás a amarlo. Quiero dedicarme exclusivamente a la gloria de Dios, a mi santificación y al prójimo. (Margarida M.G2002 P. 35-39).

A través de esos encuentros me moví mucho para querer profundizar, para conocer un poco más de su vida así como de sus obras concretas.

Al fin y al cabo, Padre, aquella Hermana Bernadete que nos habló de usted fue una estrella de la mañana enviada por usted para iluminar la provincia de Tete, la fuerza de su carisma que nadie esperaba obraría el milagro que está realizando en nuestra provincia de Tete aunque las Hermanas del Sagrado Corazón de María no estén aquí.

Luego, en 2004, se fundó la F.A.S.C.M., en el mes de junio, con motivo de la fiesta del Sagrado Corazón de María.

Padre, no se puede imaginar la alegría que hubo en mi parroquia ese día, ¡fue el primer movimiento en Tete! Con 130 miembros de la ciudad de Tete y 250 miembros en Lifidzi-Angónia.

Padre Gailhac, su espíritu y sus obras son misterios que hacen que las cosas sucedan, en mi provincia día tras día los responsables de las comunidades cristianas de los distritos vienen a buscar el movimiento de la F.A.S.C.M. porque los miembros han asumido bien su carisma y su espíritu y por habernos dado a María del Sagrado Corazón como modelo. ¿Y sabes por qué, padre? Un corazón que acoge a todos sin excepción.

Cuando las hermanas me pidieron que fuera responsable de los miembros de la F.A.S.C.M., aquí en Tete, tuve miedo, pensé que no podría hacer nada, pero Dios hace maravillas, tengo fe en que usted mi padre Padre Gailhac, siempre ha estado presente en mis actividades y fue gracias a su carisma y a su espíritu que me han guiado en la misión que me encomendó que he podido coordinar la F.A.S.C.M. hasta hoy.

Muchas personas se han unido al movimiento F.A.S.C.M., han entendido su misión y como miembros del grupo se han convertido en verdaderos cristianos, familias ejemplares, y con su vida y la palabra de Dios han ayudado a muchas personas a entrar en el camino de la salvación. Las iglesias donde está presente el movimiento han empezado a llenarse, ya hay dos o tres misas al día, fruto de vuestra presencia en esta provincia, en esta diócesis de Tete.

Padre, tú sabes que desde el 2010 estoy pasando por muchos problemas y quien me ayuda a superarlos eres tú y tengo fe en ello porque siempre le pido a Dios que me ayude por tu intercesión.

Cuando viajaba con mi marido enfermo a Malawi iba cogida de la mano con él, de repente me soltó la mano y sin darme cuenta lo vi ya caído en medio de la carretera, casi lo iban a atropellar, me asusté al ver el coche parado delante de él.

También en la fiesta de San Alfonso María de Ligorio, fiesta de los ministros de la Eucaristía, fui a misa, y a la vuelta encontré a mi hijastro queriendo estrangular a su padre en la cabeza.

Me di cuenta de que sólo Dios y el padre Gailhac, que estaba conmigo, podrían haberme llevado hasta mi marido antes de que ocurriera lo peor. Al ver el sufrimiento de mi marido, Dios decidió llevarlo a la patria celestial.

Después de su muerte, estuve muy enfermo durante tres meses. Tras mi recuperación, fui al cementerio a visitar su tumba. Me paré y empecé a rezar mis oraciones y cuando llegó su sobrina esa imagen desapareció y sólo quedó la cruz.

Noté que él sigue acompañándome en todo, incluso en las actividades de la F.A.S.C.M, nunca se puso al margen y varias veces lo dejé solo en casa, cuando salí a visitar los movimientos de la F.A.S.C.M, en los barrios y localidades. Confié en Cristo;

Donde está la cruz, está Cristo; Dios está observando todo esto, nuestras alegrías y nuestro compromiso con las obras que nos has recomendado que hagamos fluyendo en nuestra sangre. Si no fuera por esta conversación que estoy teniendo contigo en este momento, estaría en nsaladzi visitando una comunidad de nuevos cristos que tiene miembros de la F.A.S.C.M.

Pero que aún no se ha abierto y oficializado, como Golowi Kassacatiza, en la frontera con Zambia, en Nchena, que considero es el resultado de la fuerza de su carisma y espiritualidad, que empuja a la F.A.S.C.M. a avanzar y crecer en Tete. Ante esto puedo decir que el milagro de la multiplicación de los panes para saciar el hambre de los mozambiqueños en Tete se produce gracias al dinamismo de vuestro carisma, de vuestro espíritu y de vuestra oración.

Te pido, Dios mío, que escuches mis oraciones, que sólo tienen un objetivo;

Para amarte y hacer que todos te amen. 

Tengo plena confianza en que multiplicará el número de Hermanas del Sagrado Corazón de María y que, a través de ellas, será más conocido,

Amado y alabado en todas partes.

Amenǃ «Padre Gailhac.

En este momento cuento con 2.500 miembros de la F.A.S.C.M., fruto de sus trabajos, repartidos por los distritos de Tete, Agonia, Chiuta, Maravia y Macanga.

Padre, en estos distritos los miembros de la F.A.S.C.M., guiados por tu carisma y tu espíritu, cuidan de los enfermos, de los ancianos, de los huérfanos, de los ancianos necesitados, forman parte del coro de las comunidades cristianas y de las parroquias, son ministros de la Eucaristía y de la esperanza, catequistas y animadores de la comunidad.

Por sus obras de caridad, pensó en fundar la congregación de las Hermanas del Sagrado Corazón de María (Marg.M.G.2002).

Padre Gailhac, es esta gracia la que le pido para que haya una fundación de una comunidad del S.C.M.R. en Tete, para consolidar la semilla de su carisma y espíritu lanzada en Tete desde 2004, cuando nació la F.A.S.C.M., y que sigue muy viva y fuerte bajo su producción y protección del Sagrado Corazón de María.

Sé que estamos en una cadena de oración por la beatificación del Padre Gailhac, yo también junto con los demás miembros me uno a esta oración pidiendo a Dios que nos conceda esta gracia.

Con toda la confianza y cariño, su hija

Margarida Maria da Purificação Fernandes