La belleza nos invita a contemplar

Posted agosto 10, 2021

Casa Madre
Bernadette McNamara RSCM

En esta época del año, muchos soñamos con sumergirnos en otra realidad, un viaje, una escapada… una visita familiar. Todo nos habla en este sentido.

Nuestros mensajes y reacciones en las redes sociales nos invitan a expresarnos e interactuar con un rostro, un amanecer o atardecer, un puente, un edificio, un paisaje oculto y tranquilo, un lugar de curación.

Nuestros amigos nos envían tarjetas que muestran un lugar de belleza, o un edificio único cuya arquitectura deleita nuestros ojos. Festivales en los que se mezclan multitud de artes: la danza, el canto y la orquesta encantan a las multitudes.
¿A dónde vas? ¿Qué hace usted? ¿A quién buscas?

En una carta de la Madre San Félix, una joven miembro de nuestra primera comunidad y nuestra tercera Superiora General del naciente Instituto, nos escribe en 1874 sobre su viaje a Roma:

«Ayer por la tarde visitamos la Basílica de San Pedro. Es imposible contar la belleza e inmensidad de este edificio, no hay comparación posible, uno pasaría meses enteros allí, contemplando…

Es imposible que el lenguaje humano encuentre expresiones para expresar todo lo que uno siente, lo que el corazón siente al recorrer la Ciudad Santa, todo habla aquí, no sólo los escombros de los antiguos monumentos que se ven aquí y allá, sino también las calles, las plazas, las mismas piedras, todo eleva el alma y la lleva a rezar.

Creo, mi buena hermana, que la Divina Providencia ha permitido este viaje para mi completa e irrevocable conversión. Por favor, mi querida hermana, reza para que el Buen Dios no permita que me haga indigna abusando de esta preciosa gracia.

Su lenguaje directo nos dice el movimiento de su corazón: la visión de las cosas la lleva a la contemplación; el alma se eleva y se vuelve a la oración. Ayer, en la iglesia de un pequeño pueblo, leí las últimas líneas de la bienvenida al visitante:

«Con tus ojos y tu corazón, mira la belleza de la obra del hombre, busca la presencia de Dios. Que esta visita quede en ti como un momento de paz ».

El hermano David, un fraile benedictino d’ En Calcat, escribe que «la belleza es una visita». En un podcast reciente escuchamos al padre Gailhac hablar de una visita de este tipo cuando conoció al padre Jean de Fontfroide.

 E si todos mis encuentros en estos tiempos se convirtieran en visitas?

Tú que me lees hasta el final, ¿qué te lleva a la contemplación o a la oración, o incluso al canto del Magnificat?

Carta 6

enero 24, 2022

Béziers, 7 de noviembre de 2021  Estimado Padre Gailhac Tu cumpleaños se acerca, si no me equivoco, al 13 de…

Ver Más

Carta 5

enero 13, 2022

Maputo, 24 de junio de 2021 Muy querido Padre Gailhac Anhelo eterno, Padre y Fundador Hoy decidí escribirte para compartir…

Ver Más

Tejiendo el Año Nuevo…

diciembre 28, 2021

Tejiendo el Año Nuevo… Thérèse-Marie Potelle,rscm Unité France  En el umbral de un nuevo año, muchos pensamientos y preguntas cruzan…

Ver Más

Carta 4

diciembre 25, 2021

Dublín 25 de diciembre Mi querido padre Gailhac, Hace tiempo que quiero escribirle.  Hay tanto que hablar con usted. Están…

Ver Más

Carta 3

diciembre 12, 2021

Ubá, 29 de junio de 2021 Mi querido Padre Gailhac A medida que avanzo cronológicamente en la VIDA, cada vez…

Ver Más