Ecos de LAUDATO SI en las palabras del P. GAILHAC

Posted julio 29, 2021

Grupo de   Herencia y Espiritualidad
Luísa Maria Almendra, RSHM

(Parte I)

Desde la creación del Grupo de JPIC, hemos iniciado un proceso de comprensión y acción más consciente de nuestra interrelación con la Creación en su dimensión global y particular. En este contexto, la Encíclica Laudato Si’ ha confirmado muchas de nuestras intuiciones de acción como RSCM.

Para intentar establecer una relación no sólo con este pasado más reciente, sino también con nuestros orígenes ofrezco, en nombre del Grupo de Patrimonio y Espiritualidad del Instituto, una primera visita a las palabras del P. Gailhac. Se trata esencialmente de buscar en nuestra herencia y espiritualidad los ecos que apoyan nuestra acción actual como Instituto y como Iglesia. Hoy presentamos una breve introducción (Parte I) a algo que deseamos que tenga continuidad.

Nuestro planeta es un don, no una posesión

(Laudato Si)

«Nuestra casa común puede compararse unas veces con una hermana con la que compartimos nuestra existencia y otras con una buena madre que nos acoge en sus brazos» (LS 1). «Cada año desaparecen miles de especies de plantas y animales que ya no podremos conocer, que nuestros hijos no podrán ver, perdidas para siempre. (Por nuestra culpa, miles de especies ya no darán gloria a Dios con su existencia, ni podrán comunicarnos su propio mensaje. No tenemos derecho a hacerlo» (LS 33).

 

Si el ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, tiene como misión «labrar y conservar» la tierra (Génesis 2,15), es sólo un administrador, no el maestro…. La armonía entre el Creador, la humanidad y toda la creación se ha destruido porque hemos querido ocupar el lugar de Dios, negándonos a reconocernos como criaturas limitadas» (LS 66). «No somos Dios. La tierra existe antes que nosotros y nos ha sido dada. (…). Cada comunidad puede tomar de la bondad de la tierra lo que necesita para su supervivencia, pero también tiene el deber de protegerla y garantizar la continuidad de su fertilidad para las generaciones futuras» (LS 67).

___________

Padre Gailhac

… Cuando Dios nos creó, nos hizo a su imagen y semejanza, insufló en nosotros el Espíritu de vida, la vida verdadera, la vida sobrenatural, la vida del amor que es su propia vida. (GS/9/VII/80/A*).

«Cómo debemos usar los bienes de la tierra que Dios nos da: usarlos con moderación. Que nada se pierda, siempre lo necesario, no lo superfluo». (GS/18/IX/83/A.). «Cuida todo lo que usas…». (GS/9/XI/75/A).

Detrás de las estadísticas mundiales sobre la pobreza, el desempleo, la migración, hay personas reales.

(Laudato Si)

«A menudo falta una conciencia clara de los problemas que afectan particularmente a los excluidos. Estos son la mayoría del planeta, miles de millones de personas. Hoy se les menciona en los debates políticos y económicos internacionales, pero a menudo parece que sus problemas se colocan como un apéndice. (…) De hecho, cuando se trata de una aplicación concreta, suelen quedar en último lugar. Esto se debe en parte a que muchos profesionales, formadores de opinión, medios de comunicación y centros de poder se encuentran lejos de ellos» (LS 49).

 

«No perdamos tiempo en imaginar a los pobres del futuro, basta con que nos acordemos de los pobres de hoy, a los que les quedan pocos años de vida en esta tierra y no pueden seguir esperando» (LS 162).

___________

  1. Gailhac

«En cuanto a los niños huérfanos, recogidos en la casa por la caridad, hay que darles una buena educación, suficiente para que desempeñen bien su tarea, según el lugar que la providencia les destina… para conseguirlo son necesarias la acción constante y perseverante y la paciencia». (GS/3/IX/80/A*)

«Buscamos a las personas, las queremos, trabajamos por ellas, nos gastamos por ellas, nos agotamos, nos sacrificamos por ellas, para salvarlas. Qué hermosa es la vida gastada por Jesucristo». (GS/21/III/78/A)

Los pequeños gestos no salvan el planeta, pero cambian nuestra atención a los demás.

 

(Laudato Si)

«Si una persona se pone habitualmente un poco más de protección en lugar de calefacción, aunque sus ahorros le permitan consumir y gastar más, esto presupone que ha adquirido convicciones y modos de sentir favorables al cuidado del medio ambiente. Es muy noble asumir el deber de cuidar la creación con pequeñas acciones cotidianas, y es maravilloso que la educación sea capaz de motivarlas hasta conformar un estilo de vida» (LS 211).

 

«Sabemos que el comportamiento de quienes consumen y destruyen cada vez más es insostenible, mientras que otros no pueden vivir de acuerdo con su dignidad humana. Por lo tanto, ha llegado el momento de aceptar una cierta disminución del consumo en algunas partes del mundo, proporcionando recursos para que pueda crecer de forma saludable en otras partes» (LS 193).

___________

 

«Nada es indiferente. Lo más pequeño, como lo más grande, todo debe ser ordenado y cuidado. Es necesaria, además, la economía. Nada superfluo, nada extravagante, nada lujoso, sino todo limpio y conveniente». (GS/11/X/83/A.).

 

«Para satisfacer todas las necesidades, debes mantener una gran disciplina y una perfecta economía en todas las cosas. Debe evitar la superfluidad en todo, procurar que nada se estropee ni por olvido ni por pereza ni por negligencia.» (GS/s.d./5.).

La contemplación del mundo es una forma de vida.

(Laudato Si’)

«El universo se desarrolla en Dios, que lo llena por completo. Por lo tanto, hay un misterio que contemplar en una hoja, en un camino, en el rocío, en el rostro de los pobres. El ideal no es sólo pasar de la exterioridad a la interioridad para descubrir la acción de Dios en el alma, sino también llegar a encontrarlo en todas las cosas» (LS 233).

_________

 

El Padre Gailhac

«Para obtener una buena cosecha, hay que sembrar en otoño, dejar pasar el invierno con sus fríos, atravesar la primavera y cosechar al final del verano». (GS/23/VIII/80/A.). «No basta con plantar un árbol, incluso en las mejores condiciones; hay que cuidarlo, abonarlo, podarlo, para que dé más frutos». (GS/23/I/81/A.).

 

«Os recomiendo especialmente su vida de silencio y recogimiento, la unión con Dios Padre, la vida de oración continua, el cuidado de pasar las noches en la montaña para meditar la Obra de la Redención y rendir el homenaje que las criaturas le rechazan.» (GS/3/I/87/A*)

«Hay pájaros muy pequeños que cantan mejor que todos los músicos del mundo. No se envanecen, permaneciendo pequeños». (GS/16/III/81/A).

Carta 6

enero 24, 2022

Béziers, 7 de noviembre de 2021  Estimado Padre Gailhac Tu cumpleaños se acerca, si no me equivoco, al 13 de…

Ver Más

Carta 5

enero 13, 2022

Maputo, 24 de junio de 2021 Muy querido Padre Gailhac Anhelo eterno, Padre y Fundador Hoy decidí escribirte para compartir…

Ver Más

Tejiendo el Año Nuevo…

diciembre 28, 2021

Tejiendo el Año Nuevo… Thérèse-Marie Potelle,rscm Unité France  En el umbral de un nuevo año, muchos pensamientos y preguntas cruzan…

Ver Más

Carta 4

diciembre 25, 2021

Dublín 25 de diciembre Mi querido padre Gailhac, Hace tiempo que quiero escribirle.  Hay tanto que hablar con usted. Están…

Ver Más

Carta 3

diciembre 12, 2021

Ubá, 29 de junio de 2021 Mi querido Padre Gailhac A medida que avanzo cronológicamente en la VIDA, cada vez…

Ver Más