¿Hacia dónde van nuestros sueños?

Posted febrero 8, 2021

Grupo de  Herencia y Espiritualidad
Marie-France Correau RSCM

 

Mientras el mundo se enfrenta hoy al reto de la pandemia del Covid 19, lo que sabemos de la historia del Instituto RSCM en sus inicios puede darnos un modesto motivo de reflexión.

Su fundador, el padre Jean Gailhac, era el capellán del hospital de Béziers cuando el cólera asoló la ciudad en 1832. La epidemia tuvo un gran peso en el número de hospitalizaciones y causó la muerte de unas 100.000 personas en Francia.

Jean Gailhac enfermó de pleuresía por agotamiento, al servicio de los enfermos.  Nuestro fundador visitaba y acompañaba espiritualmente a los enfermos, entre ellos un grupo que estaba separado en una sala especial: las mujeres enfermas a causa de la prostitución. El padre Gailhac trata de ayudarlas y las anima en su más profundo deseo de encontrar el camino de una vida, en la que serán respetadas y en la que podrán hacerse cargo de su propia existencia. Es consciente de la complejidad de la situación porque el contexto socioeconómico pesa mucho en el futuro de estas mujeres.  Cuando salen del hospital, tienen que luchar para seguir un camino de liberación, a menudo solas.

Además, Jean Gailhac

«sueña con tener un hogar que permita a un grupo más amplio experimentar el amor misericordioso de Dios y sentir el deseo de vivir siempre a imagen y semejanza del Creador». »*

¿Soñar? ¿Cómo podemos entender esta palabra en todo su potencial transformador?

Soñar es, en primer lugar, abrir los ojos a la vida cotidiana, escuchar, dejarse tocar y cuestionar lo que hiere o destruye la vida tal y como te gustaría que fuera para ti y para cada persona.

Soñar es dejar surgir en ti el deseo, la voluntad de ser parte de un cambio. Es luchar contra la tentación de la inercia y las dudas sobre la propia capacidad de influir en este cambio.

Soñar es descubrir y reconocer tus dones y pedir tu parte de imaginación para contribuir, con otros, a inventar respuestas que traigan nueva vida.

Jean Gailhac quedó profundamente marcado en su juventud por la personalidad del padre Martin. La fe y el compromiso social de su párroco le entusiasmaban.  Reconociendo los dones que había recibido, sueña y actúa con pasión por la Gloria de Dios y la llegada del Reino. Para él, soñar es desear que otros, especialmente aquellos a los que la vida ha herido, puedan vivir lo que está en el corazón de su propia existencia: la experiencia transformadora del amor misericordioso de Dios. Fue su más íntimo «sí» al amor de Dios creador y recreador lo que le dio la fuerza y la audacia para abrir el Refugio y Orfanato en 1834.

El contexto de crisis en el que vivimos hoy en día pone de manifiesto aún más las desigualdades y acentúa las ansiedades sobre el futuro. Como Jean Gailhac, nos atrevemos a «soñar» y creemos que todo el mundo puede influir en los acontecimientos introduciendo cambios en su vida cotidiana.

El Papa Francisco nos insta a hacerlo:

«¡No podemos permanecer impasibles! Con la mirada puesta en Jesús (cf. Hebreos 12:2) y la certeza de que su amor actúa a través de la comunidad de sus discípulos, debemos actuar juntos con la esperanza de dar a luz algo diferente y mejor. La esperanza cristiana, enraizada en Dios, es nuestra ancla. »**

 

*V. 1 Un viaje a través de la fe y el tiempo, Sr. R do Carmo Sampaio

** Audiencia pública del Papa Francisco el 26 de agosto de 2020.

Artículo en Francés:

Qu’en est-il de nos rêves ?

« Quand le monde fait face aujourd’hui au défi de la sortie de la pandémie  de la Covid 19, ce que nous connaissons de l’histoire de l’Institut des RSCM à ses tout débuts peut nous donner modestement à réfléchir. »

Groupe Héritage et Spiritualité
Marie- France Correau, rscm

Qu’en est-il de nos rêves ?

LA RESURRECCIÓN

abril 8, 2021

PATRIMONIO Y ESPIRITUALIDAD Beatrice Magaya, RSHM   La resurrección consiste en que Dios nos muestra el significado del amor. Nuestro…

Ver Más